Mi historia

Hola, me llamo Aneta

El español me ha robado el alma y siempre digo que me da alas. No exagero. Forma parte inseparable de mi día a día y estoy convencida de que pasar una parte del día en la lengua más feliz del mundo me ayuda a superar mejor hasta la desagradable situación actual relacionada con la pandemia.

Soy checa, no vivo en España, no estudié en un colegio bilingüe ni aprendí español viendo telenovelas. Vivo en Praga, pero soy de una ciudad pequeña perdida en la montaña y empecé a estudiar español como segunda lengua extranjera a los 15 años.

Y no se trató de un amor a primera vista, más bien todo lo contrario. Fue una decisión personal fríamente calculada: lo elegí solo porque todo el mundo decía que es una lengua muy fácil.

Como sacaba buenas notas de la asignatura, me obligaron a presentarme en el Concurso de Jóvenes Hispanistas que consiste básicamente en demostrar cómo dominas el español. Al ganar la primera fase del concurso sin saber cómo, tuve que prepararme para la fase regional y es dónde empezó todo. A veces basta muy poco para que tu destino dé un giro de 180 grados.

Pronto me enteré de que aprender listas de vocabulario y reglas de gramática en este caso me iban a servir muy poco (y eso que en aquella época contaba con una memoria excelente). Era evidente que tenía que hacer las cosas de otra forma, pero no sabía cómo, porque disponía de muy pocos materiales: unos cuantos manuales de los que algunos eran bastante anticuados e impresos en blanco y negro.

No tenía tiempo, así que, para ahorrarlo, no me quedó otra que ponerme a buscar información sobre los temas de conversación en internet directamente en español. Al principio, no entendía mucho, pero evitaba sacar palabras sueltas y copiaba frases enteras a mano creando así mis propios textos y traducía solo las palabras clave: me ayudaba el contexto. Por experiencia puedo confirmar que esta estrategia funciona muy bien, ya que gracias a ella gané también la fase regional del concurso.

En la última fase en Praga me venció la competencia, pero yo descubrí algo muy importante: un mundo completamente nuevo y exótico, igual que Cristóbal Colón. Tanto me hechizó el español que justo después de aprobar el examen de bachillerato fui a Catalunya donde pasé el verano trabajando y en septiembre del mismo año empecé a estudiar español (Lengua y literatura del mundo hispanohablante) y Ciencias Sociales en la universidad de Olomouc.

Poco a poco descubría los temas de aprendizaje y enseñanza, pero fue unos años más tarde en Burgos donde todas las piezas de puzle encajaron. En el norte estaba de prácticas después de terminar la carrera y una parte de mi trabajo consistía en dar clases de español como lengua extranjera (ELE). Allí me acordé de mis primeros pasos en español y de mi «cambio de estrategia» y me confirmé en la práctica a nivel internacional lo siguiente.

Aprender vocabulario y  gramática es muy importante, yo lo considero imprescindible, pero al mismo tiempo, lo antes posible hay que poner todo lo estudiado en práctica: a través de las actividades que a ti personalmente te gustan. Eso no solo te motiva, conociendo el tema el aprendizaje se hace más fácil y menos aburrido y, eso es muy importante, genera emociones positivas. Es más, dotas el aprendizaje de sentido. Y no es necesario estar en España.

Y lo mejor es que haciendo estas actividades en español aprovechas muy bien el tiempo (no nos sobra a nadie) y matas dos (o hasta más) pájaros de un tiro. Una muestra práctica de todo lo comentado hasta ahora es que estás leyendo mi historia: ¡tanta información nueva practicando español! ¿No es estupendo?

En fin, me encantaría apoyarte en el camino del aprendizaje eficaz. Mis materiales digitales (e-cuadernos) te permitirán estar en contacto con el idioma de forma práctica y, al mismo tiempo, desarrollar tu alma española desde cualquier lugar del mundo.

Mi objetivo principal es guiarte y hacértelo más fácil: servirte un poco de español, ayudarte a practicarlo de forma natural en tu vida diaria y alegrarte el día. Suena bien, ¿verdad?

Si quieres saber aún más información sobre mí, puedes seguir leyendo aquí.