aceite ajo tomate

6 platos típicos españoles perfectos para el verano: trae un poco de España a tu casa sin cocinar (incluye videorecetas)

Ya sabes por qué cada junio me acuerdo nostálgicamente de mis veranos en Pals, en Catalunya: lo comento en el artículo sobre las bebidas típicas españolas perfectas para el verano

De tanto recordar me vino a la mente otra idea genial: demostrarte cómo puedes traer España a tu casa, estés donde estés, a través de unos cuantos platos tradicionales.

En lo que se refiere a la comida, en Catalunya me sorprendieron muchas cosas. En primer lugar, el horario de las comidas en España: los españoles vienen cuando todos los europeos se van. Los franceses, alemanes y holandeses abandodaban el restaurante después de comer al mediodía y entraban los españoles, sobre las 14-14:30 (mediodía en España). Y lo mismo se repetía en las cenas (para los españoles sobre las 21:30-22h).

aceite de oliva aceitunas

Otra sorpresa me llevé al rellenar a diario las aceiteras con el aceite de oliva. En España comen bastantes ensaladas y para aderezarlas en la mesa nunca puede faltar el oro líquido español. Sin aceite de oliva en España no se come.

Admito que la cantidad de aceite que se echaban en las ensaladas me dejaba boquiabierta. Es que en aquella época no sabía que España es el principal productor de aceite de oliva (un 35 % de la producción mundial), seguido de Italia y Grecia.

Ya viviendo en Praga con gusto me reía de mis amigos españoles: adictos al aceite de su país natal se traían latas de 3 o 5 litros del aceite de oliva español en las maletas cuando viajaban de visita a casa. Hoy ya no me río, porque hago casi lo mismo. Gracias a Dios ahora ya las botellas son de plástico, así que caben más en la maleta (el cristal pesaba mucho más).

aceite de oliva latas carbonell

¿Qué cambió mi actitud? Un día me tocó terminar la botella del aceite de oliva Borges comprado en Chequia y abrir justo después una botella de aceite que me regalaron en España. Hasta yo, checa, noté de inmediato la diferencia. Es que no importa el precio: el aceite de oliva en Chequia puede ser (y es) bastante caro, pero como es un aceite para exportar, es diferente del aceite que se queda en España…

Lo positivo es que ya no hace falta viajar a España por el aceite de buena calidad, lo puedes comprar en Chequia. En Praga, te recomiendo la tienda El Olivar, en Chequia, en general, puedes echar un vistazo a las tiendas La Chinata (también venden en línea). Un buen aceite es la base de muchas (por no decir todas) comidas españolas.

pan baguette

Otra adicción española es al pan: se come con todo. El primer plato que yo probé en España fue el arroz a la cubana (arroz frito con ajo que se sirve con huevos y lonchas de bacon fritos y salsa de tomate) y aún me acuerdo de mi cara de sopresa cuando me preguntaron: ¿quieres un poco pan? Y yo pensado: ¿pero cómo demonios se puede comer arroz con pan?

Pues sí, se puede, doy fe de ello. Y ya no me supone ningún problema (ni mental ni digestivo). Es más, parece que tengo un alma española desde pequeña: a mi mamá siempre le pedía pan para acompañar todas las sopas.

Importante: En los platos españoles no se usa el pan típico checo, sino el pan baguette (pan de barra).

Lo último quiero mencionar es el famoso jamón español, porque lo incluyen las recetas que te propongo. ¿Sabes cuál es la diferencia entre el jamón serrano y el ibérico? El jamón ibérico es un producto que se obtiene de los cerdos de raza ibérica, autóctona de España (y Portugal), y el jamón serrano es el que proviene de los cerdos blancos que se pueden encontrar también en otros países.

Puedes comprar un buen jamón hasta en Chequia, el problema es que en muchos casos te venden la pata entera, lo que es poco práctico. Si necesitas solo unas lonchas, yo, en tu lugar, preguntaría primero en la tienda delicatessen/charcutería más cercana, porque te puedes llevar una agradable sopresa. Incluso te pueden salvar los supermercados Lidl o Albert (no es el mejor jamón, pero para las recetas que te propongo a continuación puede servir bien).

Pero vamos al grano ya. Esta vez me gustaría recomendarte 6 recetas fáciles de platos típicos españoles. ¡Ni tienes que cocinar para prepararlos! En unos minutos mezclas todos los ingredientes y listo. Son platos ideales para todos, da igual si eres “omnívoro/a”, vegetariano/a, vegano/a o celíaco/a, ya que casi todos se pueden adaptar un poco. Espero que los disfrutes.

Importante: En todas las recetas se necesita aceite de oliva virgen extra de (muy) buena calidad.

1) mojete murciano

Necesitas (para 4 personas):

• medio kilo de tomate tipo pera en conserva pelado (también se puede preparar con tomates frescos bien maduros)
• 3 huevos cocidos
• 2 latas de atún en escabeche o aceite de oliva (unos 200 gramos)
• 1 cebolleta
• aceitunas negras sin hueso
• aceite de oliva virgen extra
• sal

Primero cueces los huevos y mientras se enfrían, preparas el resto de la ensalada. Los huevos se cuecen unos 10 minutos a partir de la ebullición.

Sacas los tomates de la lata (sin agua) y los cortas en trozos ni muy pequeños ni muy grandes. Si queda algún resto de su piel, se la quitas con un cuchillo o tenedor. Los echas en un bol. Añades la cebolleta cortada en tiras finas como medias lunas.

Abres las latas de atún, desmenuzas el contenido con la mano (para no encontrar trozos muy grandes) y también lo añades al bol junto con las aceitunas. Añades sal y aceite de oliva al gusto. Cortas los huevos en gajos y los repartes por encima. La ensalada se sirve fría, así que hay dejarla reposar al menos unas 2-3 horas en la nevera antes de servirla.

Se sirve con pan (de barra, pan baguette).

Mi tip personal: Después de cortar la cebolleta, puedes sumergirla en un bol con agua fría durante al menos 10 minutos: de esta forma queda más suave su sabor.

2) gazpacho andaluz 

Necesitas (para 4 personas):

• 1 kilo de tomates bien maduros (muy rojos)
• media cebolla pequeña
• 1 diente de ajo pelado
• 1 pimiento verde italiano (es largo)
• 1 pepino mediano sin cáscara (pelado)
• 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
• 5 cucharadas de vinagre de vino blanco
• 1 cucharada de sal
• 1 vasito de agua
• 4-5 trozos (rebanadas) de pan de barra (pan baguette blanco) del día anterior

En un bol pones el pan y lo mojas con un poco de agua. Después lavas muy bien toda la verdura. Cortas los tomates en trozos y los echas en el vaso de la batidora (también se puede usar una batidora de brazo).

Haces lo mismo con la cebolla, el pimiento (sin semillas) y el pepino sin cáscara. Añades el ajo y el aceite de oliva virgen extra. Echas 5 cucharadas de vinagre, tapas la batidora y la dejas a máxima velocidad durante unos minutos: se tienen que triturar y mezclar bien todos los ingredientes.

Luego añades el pan remojado en agua y vuelves a batirlo todo bien. Si te gusta la textura (a algunos le gusta más espeso el gazpacho, a otros más líquido), pasas la crema despacio por un colador para quitar todas las semillas y restos de piel.

Por último, hay que probar si hace falta añadir un poco más de sal. Antes de servir el gazpacho, hay que dejarlo en la nevera al menos 2 horas.

Mi tip personal: A la hora de servir el gazpacho puedes añadir unos cubitos de hielo.

3) salmorejo cordobés 

Necesitas (para 4 personas):

• 1 kilo de tomates bien maduros
• 200 gramos de miga de pan de barra (pan baguette) del día anterior
• 1 diente de ajo
• agua
• aceite de oliva virgen extra
• sal
• jamón serrano/ibérico
• 2 huevos cocidos

Primero cueces los huevos y mientras se enfrían, preparas el resto de la crema. Los huevos se cuecen unos 10 minutos a partir de la ebullición.

Lavas muy bien los tomates, los cortas en trozos y los echas en el vaso de la batidora (también se puede usar una batidora de brazo). Tapas la batidora y la dejas a máxima velocidad durante unos minutos. Una vez bien triturados los tomates, pasas el puré despacio por un colador para quitar todas las semillas.

Luego troceas la miga de pan y la añades junto con el ajo, una pizca de sal y el aceite de oliva virgen extra al puré. Vuelves a batirlo todo bien durante unos minutos. Antes de servir el salmorejo, hay que dejarlo enfiar en la nevera al menos 2 horas.

Pelas los huevos y los cortas en daditos. Haces lo mismo con el jamón. A la hora de servir el salmorejo, pones un poco de la crema y la decoras con el huevo y jamón.

4) melón con jamón

Necesitas:

• melón
• lonchas de jamón serrano/ibérico

melón con jamón con palillo

Primero pelas el melón y cortas piezas de un bocado en forma de trapecio o cubo. En esta comida lo más importante es la presentación, se ve bonito cuando todas las piezas de melón son más o menos iguales.

Para preparar el jamón, coges una media loncha, formas un rollito y lo pinchas  con un palillo de madera sobre el cubito/trapecio de melón. También puede ser un tercio de la loncha, depende de tu gusto.

Mi tip personal: Puedes usar melón cantalupo o melón Galia, así el contraste de sabores dulce-salado es más evidente.

5) bocadillo de jamón serrano con tomate (al estilo catalán)

Necesitas:

• pan de barra (pan baguette blanco)
• aceite de oliva virgen extra
• lonchas de jamón serrano/ibérico
• 1 tomate bien maduro rallado

bocadillo de jamón serrano

Primero enciendes el horno a unos 180 °C (para tostar el pan) y mientras esperas, rallas el tomate con un rallador en un bol pequeño. Luego cortas el pan por la mitad a lo largo, pones las dos rebanadas en el horno y las dejas allí unos 3 minutos.

Una vez tostado el pan, lo sacas del horno y lo dejas enfriar un poco. Echas un poco de aceite en las dos rebanadas y las untas con el tomate triturado. Por último, repartes unas tres lonchas de jamón por una de las rebanadas y lo cierras con la otra.

6) ensalada mediterránea 

(ideal como guarnición o entrante)

Necesitas:

• 400 g de hojas de lechuga variada (lechuga romana, lechuga trocadero, lechuga hoja de roble)
• 2 tomates medianos bien maduros
• media cebolla roja
• aceitunas verdes (y negras, si te gustan)
• aceite de oliva virgen extra
• sal

Fuente: miarevista.es

Lavas muy bien la lechuga y los tomates. Cortas los tomates en trozos y junto con las hojas de la lechuga los pones en un bol. Añades la cebolla cortada en tiras finas como medias lunas y las aceitunas. Aderezas la ensalada con aceite de oliva virgen extra y un poquito de sal.

Mi tip personal 1: Si quieres añadir más ingredientes y convertirla en el plato principal, te recomiendo probarla con atún y huevo duro.

Mi tip personal 2: Después de cortar la cebolla, puedes sumergirla en un bol con agua fría durante al menos 10 minutos: de esta forma queda más suave su sabor.

¡Buen provecho!

Si te ha gustado el artículo, compártelo con tus amigos.

Nota final de la autora: No colaboro con ninguna tienda mencionada en el artículo, todo lo que he escrito se basa en mi propia experiencia.

No olvides anotar que has leído este artículo en tu diario en español.♥ Es una actividad simple, no te va a robar mucho tiempo, pero su efecto sobre tu español (y tu estado de ánimo) es increíble.

Glosario:
(los significados explicados abajo derivan del contexto del artículo)

las temporadas estivales = los veranos
me vino a la mente = se me ocurrió
estés donde estés = el lugar donde tú te encuentras no es importante
• (la) aceitera = un recipiente, muchas veces de cristal, para el aceite
aderezarlas = darles sabor
me dejaba boquiabierta = me dejaba soprendida
con gusto = con ganas, feliz
es que = introduce una explicación
cómo demonios se puede = cómo Dios mío se puede, cómo madre mía se puede
doy fe de ello = confirmo que es así como lo escribo (afirmo la veracidad del hecho)
autóctona de España = no se puede encontrar en otro lugar, sólo en España
(la) loncha = un trozo fino de algún alimento (embutido, queso)
(la) tienda delicatessen = (una) tienda especializada que ofrece alimentos de alta calidad o exclusivos por sus características especiales (productos extranjeros, productos difíciles de conseguir)
(la) charcutería = tienda en la que venden embutidos y fiambres
vamos al grano ya = vamos a mencionar/enfocarnos en lo importante
y listo = y ya está; está hecho, finalizado
omnívoro/a = animal que se alimenta de carne y de vegetales, come de todo
(la) ebullición = momento cuando empieza a hervir el agua
desmenuzas el contenido = deshacer o trocear algo en partes muy pequeñas, generalmente con las manos
(el) gajo = cada una de las partes en que está naturalmente dividido el interior de algunos frutos como la naranja
(la) rebanada = trozo delgado que se corta de una pieza de pan
triturar = moler, desmenuzar, deshacer o trocear algo
vuelves a batirlo = lo bates otra vez, repites el proceso
trocear = cortar en trozos
(el) bocado = porción de comida que cabe entera en la boca
untas con el tomate = extiendes el tomate por la rebanada, cubres la rebanada con el tomate rallado

verbos: traer, cocinar, incluir, saber, acordarse, comentar, estudiar, pasar, estar, sorprender, venir, irse, abandonar, comer, entrar, repetir(se), llevarse, rellenar, aderezar, poder, faltar, admitir, echar, dejar, ser, vivir, reírse, viajar, hacer, caber, cambiar, tocar, terminar, abrir, regalar, notar, importar, exportar, quedarse, recomendar, decir, probar, servir, preguntar, querer, pensar, dar, suponer, parecer, pedir, acompañar, usar, mencionar, obtener, provenir, encontrar, vender, necesitar, llevar, salvar, ir, gustar, tener, mezclar, adaptar, esperar, disfrutar, preparar, cocer, enfriar, sacar, cortar, quitar, añadir, desmenuzar, repartir, haber (hay), reposar, sumergir, poner, mojar, lavar, tapar, triturar, volver, trocear, pelar, decorar, ver, coger, formar, pinchar, encender, tostar, rallar, untar, compartir, colaborar, escribir, olvidar, anotar, leer, robar